Saint Seiya CDZ. Caballeros del zodiaco
 -
¿Quiéres saber que personalidad tienen los ?
Pincha aquí
Historia Personajes Información Multimedia Artículos Sitio web
Episodio G. Descargalo totalmente en español a máxima calidad. Next domension. The lost Canvas

Seiya de Pegaso

Google
 

DATOS PERSONALES

Seiya, caballero de PegasoSeiya, caballero de PegasoSeiya de Pegaso
  • Nombre: Seiya
  • Edad: 13 años
  • Altura: 1,65 m.
  • Peso: 53 kg.
  • Tipo Sanguíneo: B
  • Nacimiento: 1 de Diciembre
  • Lugar de Origen: Japón
  • Lugar de Entrenamiento: Santuario, Grecia
  • Maestro: Marín de Águila
  • Constelación: Pegaso
  • Signo: Sagitario

PERSONALIDAD

Seiya es el protagonista indiscutible de Saint Seiya, cuyo nombre puede llegar a traducirse como "Flecha Estrella". Seiya es un joven muy alegre que suele siempre mirar la vida con gran esperanza en el futuro. Por ello es excepcionalmente decidido, y no hay nada que le haga caer cuando lucha por aquello en lo que cree. Lo que más valora por encima de todo es la amistad de sus compañeros, a los que aprecia más que a su propia vida.

HISTORIA

SAGA DEL SANTUARIO 1

Seiya fue el elegido para ir a entrenar al Santuario de Grecia y convertirse en un Caballero. Tuvo como maestra a Marin, Caballero de Plata del Águila. Tras seis años de duro entrenamiento, Seiya obtuvo el reconocimiento a su valor como caballero de bronce, santo de bronce, derrotándo a Cassius para conseguir la preciada Armadura de Bronce de Pegaso.

Seiya regresa a Japón con la armadura de Bronce, pero no encuentra a su hermana. Saori le dice que si participa en el Torneo, encontrará los medios para encontrar a su hermana, a lo que Seiya accede. Seiya fue a visitar a su amiga Miho al orfanato para averiguar más sobre su hermana, pero ésta le dice no saber nada de ella, aunque le anima a que participe en el Torneo ya que su hermana lo vería por televisión, momento en el que Seiya se llena de alegría para combatir con la esperanza de encontrar a su hermana Seika.

Seiya llega al Torneo Galáctico en el Gran Coliseo, y en su primer combate se enfrenta a Geki, Caballero de Bronce del Oso. Aprovechando la fuerza de sus brazos, Geki apresa a Seiya apretándole el cuello. En la agonía Seiya recuerda las enseñanzas de su maestra Marin, y cuando todo parece perdido, Seiya despierta rompiendo la armadura del Oso con un sólo ataque y venciendo el combate.

En su segundo combate lo tocó enfrentarse a Shiryu, Caballero de Bronce del Dragón. Al comienzo del combate es superado por su rival, ya que éste posee un escudo prácticamente indestructible y un puño imparable. Seiya con un ataque suicida logra que Shiryu destruya su escudo con su propio puño, con lo que su armadura queda inservible. Debido a esto, Shiryu se quita voluntariamente su armadura, y Seiya al no querer combatir en ventaja lo imita. Seiya descubre el punto débil de su rival, el cual en la concentración de su ataque deja una décima de segundo su corazón descubierto. En un último ataque Seiya logra alcanzar el corazón de Shiryu, aunque éste también consigue golpear fuertemente a Seiya. Dado la gravedad del golpe el corazón de Shiryu se detiene. Shunrei le pide a Seiya que le golpee en la espalda con la misma fuerza del golpe que lo detuvo, Seiya ya en camilla le pide al doctor que le deje ir a salvar a su rival. En un último momento Seiya lanza su golpe, y le dá fuertemente en la espalda, golpe que hace que el corazón de Shiryu vuelva a latir, con la consiguiente alegría del público y en especial de Shunrei, la amiga de Shiryu en su entrenamiento en los Cinco Picos de China.

Cuando Ikki se apodera de una parte de la Armadura de Oro, le envía un reto a Seiya, en el cual el ganador se llevará la preciada Armadura Dorada. En la lucha con los Caballeros Negros, le tocó enfrentarse a su doble, el Caballero Negro de Pegaso, aunque el combate parece fácil para Seiya y consigue vencer a su rival, desconoce que ha sido envenenado por el Caballero Negro. El cuerpo de Seiya se va cambiando a un color oscuro por los efectos del Meteoro de la Muerte Púrpura. Seiya mareado cae por un barranco. Shun es el primero en encontrar a Seiya medio muerto en el barranco. Andrómeda lanza sus cadenas para subirlo, pero es atacado en ese momento por el Caballero Negro de Andrómeda. Shun sufre en el combate ya que no quiere soltar a Seiya, pero Pegaso le dice a su amigo que se olvide de él y que acabe con su enemigo, por lo que Seiya rompe la cadena y cae más al fondo del barranco. Cuando Shun y Shiryu acaban con sus respectivos rivales, acuden en ayuda de Seiya y ven su cuerpo totalmente ocsurecido. Shiryu le golpea en sus puntos estrellados, es decir en los puntos que todos los seres humanos tenemos y que marcan nuestro destino, los cuales son las trece estrellas de la constelación de Pegaso. Shiryu le golpea en sus puntos sacando la sangre envenenada. Cuando Shiryu y Shun están enfrente de Ikki, aparece Seiya dispuesto a combatir. Ikki realiza su ataque y deja inconscientes a todos menos a Seiya que ha sido protegido por la Amradura de Oro. En el combate es ayudado por la Cadena de Andrómeda de Shun, por el Escudo del Dragón de Shiryu, y por el ataque del Polvo de Diamantes de Hyoga, que lo ayudan a vencer finalmente al Fénix.

Cuando Seiya y los demás se preguntan quién será su próximo enemigo, sospechan del Patriarca del Santuario, y cuando por fin encuentran un poco de paz, aparecen los Caballeros de Plata. Mientras Seiya paseaba en la playa junto a Miho, aparece ante él su maestra Marin acompañando a Misty, Caballero de Plata del Lagarto. Como Marin quiere proteger a su discípulo engaña a Misty haciéndole creer que ha acabado con él. Pero Misty le advierte a Marin que se vaya, porque aun sospecha algo. Cuando Marin se va, Misty saca a Seiya de la tierra, y ve que no tiene ni un sólo arañazo. El combate entre Seiya y Misty comienza. Seiya es incapaz de tocar a su adversario, y éste consigue golpear a Pegaso con facilidad. En el transcurso del combate Seiya logra comprender la técnica defensiva de su rival, por lo que los ataques de Pegaso hacen cada vez más daño a Misty hasta llegar a derrotarlo del todo con su Torbellino de Pegaso, que agarra a Misty por la espalda y hace un gran salto y lo estrella con gran fuerza contra el fondo del mar.

Moses, y Asterion, Caballeros de Plata de la Ballena y del Perro Cazador respectivamente, ven el cuerpo de su amigo Misty, y ven que Marin los ha traicionado, por lo que la amarran en una cruz en el mar. Seiya siente el socorro de su maestra y acude en su ayuda. Primeramente se enfrenta a Moses, que durante el combate le confiesa (erróneamente), que Marin no es otra que su hermana desparecida hace tiempo, se llena de fuerza y vence a Moses de un sólo ataque. Ahora lucha contra Asterión, pero éste caballero puede leer las mentes de sus rivales como un libro abierto, por lo que Asterión logra golpear a Seiya. Marin se ha liberado en la atadura gracias a Kiki que la ha liberado. Ahora Marin se enfrenta a Asterión venciéndole ya que consiguió hacer un vacío en su mente.

Después de estos combates, el Caballero de Plata del Cuervo, Jamián usa a sus cuervos para secuestrar a Saori. En el intento para rescatarla, Seiya queda mal herido con un brazo roto, después de arrojarse por un precipicio junto a Saori. Ya en el hospital recuperándose, Shaina va en busca de él, y Seiya le dice que no quiere luchar con una mujer aunque sea muy fuerte. En ese momento Shaina le revela el por que siempre ha querido matarle, y Seiya se entera que está enamorada de él.

Aioria, Caballero de Oro de Leo aparece ante Shaina y Seiya, en el cual, Aioria hiere a Shaina, queriéndo ésta proteger a su amado. Seiya se encuentra cada vez más en dificultades, ya que aparecen otros tres Caballeros de Plata. En el momento que dichos caballeros van ha acabar con Seiya, aparece la Armadura de Oro de Sagitario vistiéndolo, y lanzando un ataque que deorrta a la vez a los tres Caballeros de Plata, Dio de Mosca, Sirius de Can Mayor y Argeti de Hércules.

Cuando Seiya y los demás llegan al Santuario se encuentran con un extraño caballero, que les explica como atravesar las Doce Casas del Zodíaco. Después se desvela como Tramy, otro Caballero de Plata, quien los ataca con su ataque de Flechas Fantasmas, y sólo gracias a Shiryu y su ceguera, ven que las flechas son falsas, todas excepto una, una flecha de oro que alcanza el pecho de la princesa.

SAGA DEL SANTUARIO 2

El primer enfrentamiento de las Doce Casas, es contra Aldebarán de Tauro. Al principio del combate Tauro los ataca, y queden todos inconscientes menos Seiya que se reintegra en la lucha. La técnica de Aldebarán suma defensa y ataque, y pone en aprietos a Seiya. Pegaso consigue recordar las enseñanzas de Marin, sobre el sable del samurai que cuando está fuera de la vaina, el efecto sorpresa no funciona se dice que el sable está muerto. Debido a esto Seiya ya sabe el secreto del ataque de su adversario y con la ayuda de su cosmos, es capaz de parar los ataques de Tauro y conseguir alcanzar el séptimo sentido arrebatando unos de los cuernos del casco de Aldebarán, lo que hace que Aldebarán deje que Seiya cruce su casa.

Cuando Seiya llega a la casa de Leo, se encuentra con Aioria, pero en vez de dejarlo pasar, se enfrenta al caballero de bronce, santo de bronce, ya que ha sido golpeado con el ataque satánico del Patriarca que domina las mentes, aunque Seiya lo desconoce. El combate es muy difícil para Seiya, y sólo gracias al cosmos de Athena logra golpear a Aioria en varias ocasiones. En el momento justo aparece Cassius, que poniendo a salvo a Seiya se enfrenta a Aioria, pero éste ignotizado, lo ataca y acaba con la vida de éste. Con esto la ilusión diabólica desparece, y Aioria se apena de lo sucedido.

Seiya y los otros consiguen llegar hasta la casa de Sagitario. Allí se tendrán que enfrentar a una serie de parajes con pasadizos y peligros, puestos por el propio Aiolos, propietario de la Armadura de Oro de Sagitario, para probar el valor de los caballeros que protegen a Athena. Justo antes de marcharse encuentran un mensaje de Aiolos, que dice: "Aquellos cuyo valor haya soportado todos los obstáculos les confío la vida de la princesa Athena y que la protegan más que a la suya propia", por los que los Caballeros de Bronce se emocionan.

Seiya y Shun llegan hasta la última casa, la de Afrodita de Piscis. Shun se queda para enfrentarse al Caballero Dorado, y Seiya atraviesa la casa, pero desgraciadamente cae desmallado por el Perfume de las Rosas que Afrodita a preparado, y sólo gracias a la intervención de Marin que le dá su máscara para que no respirase el veneno, Seiya logra quitar las rosas con su ataque de Meteoros.

Pegaso llega finalmente al cuarto del Patriarca, pero en vez de encontrarse con un enemigo, se encuentra con un hombre amable que está arrepentido por todo lo sucedido y que además le explica como puede salvar a Athena. Sin embargo, este hombre sufre una transformación y vuelve a ser el mismo ser malvado de antes. Se revela así mismo como el Caballero Dorado de Géminis y ataca a Seiya dejándolo sin los cinco sentidos y al borde de la muerte. Sólo la intervención del Fénix, permite a Seiya a seguir adelante hasta el templo de Atenea, donde usando el Escudo Dorado lograr salvar a Saori. Saga está furioso ya que sus planes han sido arruinados, promete acabar con la vida de Seiya. Atenea quien ahora esta a salvo atraviesa las doce casas y ayuda a recuperarse a los Santos de Bronce caídos en batalla. De esta manera, Shiryu, Hyoga y Shun, llegan con Seiya e Ikki. Todos menos Ikki unen sus cosmos y destruyen el cosmos maligno que dominaba la mente de Saga. En la vueta en sí, Saga le pide perdón a Athena y se arrebata la vida por todos sus pecados cometidos.

SAGA DE ASEGARD

Seiya llegó a Asgard junto con Shun, Hyoga y Saori. Gracias a Flare la hermana de Hilda, Athena se entera del maléfico poder que ha invadido a Hilda, el cual se trata del poder del Anillo de los Nibelungos.

En su primer enfrentamiento, Seiya se enfrenta con Tholl de Pehcda, caballero de Gamma. Al principio del combate, Seiya tiene dificultades para golpear a su adversario. Pero cuando Seiya logra entender el ataque de Tholl y de volver su ataque contra él, Seiya logra derrotarlo. En un último momento Tholl comprende de la actitud de su soberana, y desea que Seiya y sus amigos puedan destruir el anillo malvado.

Más tarde, Seiya se encuentra con Alberich de Megrez. Seiya parece ser capaz de vencerle, pero Alberich usa su ataque del Ataúd Amatista y lo encierra junto con Marin que también había sido vencida. Finalmente es liberado por Shiryu, que logra vencer a Alberich gracias a las enseñanzas de su Viejo Maestro.

Cuando Seiya logra llegar al Palacio de Valhalla, se enfrenta con Sigfried, quien vence a Seiya y también a Ikki. Ahora es Shiryu quien se enfrenta al Guerrero Divino, y consigue descubrir el punto débil de Sigfried, casualmente el mismo que Shiryu. Gracias a esto, Seiya logra derrotar a Sigfried, quien al enterarse de que Poseidón había manipulado a Hilda de Polaris, le entrega a Seiya su zafiro de Odín, y se sacrifica junto al General Marino que vino a informar. Finalmente Seiya con los siete zafiros de Odín, viste la armadura que el mismo Odín usó en la mitología, y consigue destruir con su espada el Anillo maléfico de los Nibelungos.

SAGA DE POSEIDÓN

Gracias a Hilda de Polaris, encuentran un sitio por el cual puedan acceder al Templo Submarino del Emperador Poseidón. En su camino se enfrenta junto con Shun a la Sirena Titis, la cual vencen sin problemas. Seiya y Shun se dividen, ya que Titits los ha informado que para salvar a Athena primero deben vencer a los generales marinos y destruir los pilares que guardan.

Seiya llega hasta el PIlar del Océano Pacífico Norte, donde está el primer General Marino con el que se tendrá que enfrentar, Bian del Hipocampo. Al principio del combate Seiya sufre las consecuencias de los ataques de Bian, pero Seiya se ha dado cuenta que Bian usa la misma técnica defensiva que Misty de Lagarto de plata, por lo que ante la impresión del General Marino, Seiya logra vencerlo sin mayores problemas con su Cometa Pegaso.

Después en el Pilar del Océano Antártico se encuentra con Kaysha de Lymnades, pero éste se presenta disfrazado de su maestra Marin para poder derrotarlo a traición. Después de que Ikki derrotase a Kaysha, Seiya se recupera y se dirige al templo de Poseidón.

Seiya llega finalmente al Templo de Poseidón, y se enfrenta a Julián Solo, quien usando el poder de Poseidón hace que los ataque de Pegaso se vuelvan contra él. Poseidón hace añicos la armadura de bronce de Pegaso, y después de eso la Armadura de Oro de Sagitario viste a Seiya, pero a pesar de ello, no consigue tocar a Poseidón. En un último ataque le lanza la Flecha Dorada, y consigue alcanzar a Poseidón, pero sólo le hace una pequeña herida en la frente.

Ya en el Templo de Poseidón, Seiya se enfrenta a Julián Solo, quien usa el poder de Poseidón para devolver los ataques de Pegaso. Aún vistiendo la armadura dorada de Sagitario, Seiya no puede hacerle daño, pero una flecha dorada cargada con el cosmos de Seiya y sus compañeros, logra golpear el casco de Poseidón, con lo que avanzan hacia al PIlar Central. El golpe ocasiona que Poseidón despierte completamente en el cuerpo de Julián. Seiya usa su energía junto con la de Hyoga y la de Shiryu que visten respectivamente las armaduras doradas de Acuario y Libra, para penetrar en el Pilar Central y rescatar a Atenea.

SAGA DE HADES

Seiya aparece en la casa de Aries, mientras Mu combate contra Máscara de Muerte y Afrodita. Seiya no se cree que una nueva batalla haya empezado, y no reconoce a los caballeros resucitados, por lo que Mu le explica la situación, y le dice que Athena a ordenado que ningún Caballero de Bronce entre en el Santuario. Seiya se pone su armadura destrozada y ataca a Máscara de Muerte, y cuando vuelve a atacarle, Mu interviene derribando a Seiya. Pegaso no se explica el comportamiento de Mu, pero éste ya le ha advertido las órdenes de Athena y engañando a los caballeros oscuros, le ataca con su Extinción de Luz Estelar, y lo teletransporta al Coliseo donde Seiya luchó para conseguir la Amradura de Bronce de Pegaso.

Cuando Mu llega a la casa de Cáncer, se interpone en su camino Myu de Papillon que lo paraliza mediante phycoquinesis, junto a los espectros que fueron al Santuario. Seiya aparece y se enfrenta a Giganto, pero Papillon le advierte que será él quien acabe con los santos, y les ordena que avanzen a la siguiente casa de Leo. Seiya desea enfrentarse a Papillon, pero Mu le dice que se adelante que él será quien venza a Myu de Papillon.

Más adelante Seiya llega junto a los otros Caballeros de Bronce a la casa de Virgo, en él presencia la pelea de Saga, Camus y Shura contra Aioria y Milo. En un último ataque los santos se atacan entre sí con las Exclamaciones de Athena. Dado que es un combate absurdo, Seiya y los otros Caballeros de Bronce queman su cosmos, y junto con sus ataques consiguen elevar las Exclamaciones de Athena hacia el cielo.

Cuando Seiya y los otros llegan al Templo de Athena, ésta ya se ha quitado la vida, por lo que se lamentan de no podido hacer nada al respecto. Entonces aparece Shion quien les explica el significado de la muerte de Shaka y Athena y después de esto repara sus armadura con la sangre de Athena. Ahora aparecen en el Castillo de Hades, mientras Milo, Mu y Aioria ya pelean contra Radamanthys. Los Caballeros de Oro le piden a los Caballeros de Bronce que se adelanten y ayuden a Saga y los otros.

Los Caballeros de Bronce llegan hasta donde está Saga y los otros, y presencian sus últimos minutos de existencia del tiempo que Hades les había dado. Por lo que los santos adquieren las almas de los Caballeros. Radamanthys que ya ha derrotado a Mu, Aioria y Milo, se enfrentan a los Santos de Bronce pero también son derrotados. En un ataque desesperado, Seiya le lanza su Cometa de Pegaso y consigue golpear a Radamanthys y ambos caen por el agujero del Infierno (Cocytos).

Ya dentro del Infierno, Seiya consigue despertar ya que ha logrado alcanzar el Octavo Sentido (Arayashiki), que permite estar vivo dentro del mundo de los muertos. Seiya y Shun llegan hasta el río Aqueronte, y encuentran con Caronte de Aqueron. Éste se niega a llevarlos por el río hasta que Shun le entrega su medallón. En el transcurso de viaje el espectro les ataca en varias ocasiones, pero Seiya también le consigue alcanzar. Cuando llegan a la orilla, Seiya se enfrenta y consigue derrotarlo.

Seiya y Shun llegan a la primera Prisión, y se encuentran con un Templo (palacio de justicia). Allí encuentran a Lune de Balrog, quién juzga sus crímenes con su látigo. Gracias a Shun, Seiya no cae en el Valle de la Sexta Prisión, donde quien cae allí se queman con sangre ardiendo. Lune, ataca a Shun, y éste consigue converncerle de que un humano que no es un Dios no tiene derecho a tomar la vida de otros, y decide no seguir combatiendo y es atacado y vencido por Lune. Pero cuando todo está perdido, ambos son salvados por Kanon de Géminis, que aparece ante Lune y Radamanthys. Seiya y Shun le agradecen a Kanon el haberlos salvado y antes de marcharse Kanon les advierte de algunas cosas.

Ambos entran en la Segunda Prisión y se enfrenta con Cerbero, los perros guardianes del Infierno, pero son derrotados. Pharao de Esfinge quien cuida de la Segunda Prisión ataca a los dos y antes de elminarlos, aparece Orfeo de Lira, quien ataca a los santos enviándolos fuera de la Prisión, justo donde está Euridice su amada convertida en pierdra. Euridice les cuenta su historia junto a Orfeo, y se apenan por ello. Orfeo aparece y les explica la situación, pero aparece también Pharao quien ataca a los santos, pero son salvados por Orfeo, que lo derrota con alguna dificultad.

Ya en Guiddeca, Seiya aparece junto con Shun y atacan a Radamanthys que conmbate contra Orfeo. Dadas las heridas de Orfeo provocadas por Radamanthys Orfeo muere en brazos de Pegaso. En ese momento el cuerpo empieza a ser apoderado por Hades, y Radamanthys aprovecha este despiste y ataca a Seiya y los manda al Cocytos (el Infierno de Hielo, donde están los que cometen las más grandes pecados contra los Dioses).

Seiya está enterrado en el Cocytos y sueña que Ikki mata a Shun intentando liberar el alma de Hades. Allí aparece Valentine que transportó a Ikki al lugar. Seiya le dice a Valentine que posee la Armadura de Athena, y ambos luchan a muerte. Finalmente Valentine es vencido.

Seiya llega hasta Guidecca y encuentra allí a Shun. Ambos se dirigen hacia adelante y llegan hasta el Muro de los Lamentos, y allí ven a Shaka herido que ha estado intentando romper el muro. Seiya va atacar al muro pero es detenido por Shaka. El Caballero de Oro recuerda que para romper el muro se necesita la luz del sol. Cuando Shaka está a punto de explotar su cosmos aparecen el resto de Caballeros de Oro vivos. Quiénes cada uno con un arma de la Armadura de Oro de Libra, elevan su cocmos y lanzan sus armas contra el Muro, pero lamentablemente no consiguen dañarlo. Entonces aparecen el resto de Caballeros de Oro caídos, y entre todos lanzan su cosmos con la Flecha Dorada de Sagitario de Aiolos.

Los Caballeros de Bronce ahora reunidos se apenan por la muerte de los Caballeros de Oro. Ya en los Campos Eliseos Seiya viste la armadura dorada de Sagitario, aunque por muy poco tiempo ya que es destruida por Tánatos. Luego con la ayuda de la sangre de Atenea, revive su armadura, la cual renace como la Armadura Divina de Pegaso. Con el poder de esta armadura derrota al Dios Tanathos. Cuando se enfrenta a Hades, éste recupera su cuerpo original. Hades, reconoce el rostro de Seiya como el Santo de Pegaso que lo hirió en la era mitológica, por ello decide matarlo. En su intento de proteger a Atenea, Seiya recibe el ataque de la espada de Hades que lo deja casi muerto.

SAGA DEL CIELO

En la Apertura a la Saga del Cielo (Tenkai Hen Overture), Seiya ha quedado en silla de ruedas inconsciente en estado vegetativo, debido a la herida que le produjo la Espada de Hades. Saori cuida de él, cuando aparecen los ángeles que sirven a Artemis, hermana de Athena, quienes han venido a matar a Seiya por sus pecados contra los dioses. Saori renuncia a la protección de la Tierra, a cambio de que los dioses perdonen los pecados de los Caballeros de Bronce. Seiya percibe el peligro y decide ir al Santuario a buscar a Athena.

En el Santuario se encuentra con Shaina, Jabu e Ichi, quienes le dicen que Athena ya no existe y es inútil luchar, pero lo hacen para que Seiya despierte y recupere su cosmos. Más tarde, Seiya encuentra su armadura, y se reúne con Shiryu e Hyoga quiénes combaten contra el ángel Odiseo. Shiryu e Hyoga le dicen a Seiya que se adelante, a lo que Seiya accede, y ambos con un ataque combinado consiguen acabar con el ángel, al igual que Ikki y Shun que acaban también con el otro ángel.

En su camino de encontrar a Athena, Seiya se encuentra con el tercer ángel, Icaros (Touma hermano de Marin), quien le demuestra su poder, ya que no se explica como una persona como Seiya con tan poco poder puede vencer a dioses (aún Seiya no ha despertado su cosmos por la herida de Hades). Marin le advierte a su hermano que cuando Seiya encuentre a Saori no podrá derrotarlo, por lo que envía a Pegaso a reunirse con Athena. Saori se está sacrificando cuando aparece Seiya, Athena queriendo engañar a Artemis, golpea a Seiya, pero en realidad le ha quitado toda la maldad producida por la Espada de Hades. Seiya sigue enfrentándose a Icaros siendo capaz de derrotarlo. Artemis furiosa lanza una flecha de oro hacia su hermana pero Icaros se pone en medio para defenderla.

Seiya lanza un ataque hacia Artemis y la derrota. Por ello ahora aparece Apolo, hermano de Athena en escena. Apolo dios del Sol demuestra el terrible poder de un Dios. Apolo adiverte a Seiya que el poder de Apolo no es comparable al de los demás, pero Seiya insiste en golpear a Apolo. Después de los créditos aparecen varias imágenes entre ellas se ve a Seiya vistiendo un nuevo modelo de la armadura de Pegaso podiendo rasguñar a Apolo. Al final Atena le pide a Apolo que por favor les borre la memoria a los Santos de Bronce para que vivan como personas normales. Después se puede observar a Seiya buscando a una persona especial para él (seguramente su hermana Seika) hablando con Saori, como si nunca se hubieran conocido.

ATAQUES

Meteoros de Pegaso (Pegasus Ryu Seiken): Seiya mueve sus brazos siguiendo las líneas de las trece estrellas de la constelación de Pegaso, mientras aumenta su cosmos. Seiya lanza Meteoros, los cuales son muchísimos puñetazos por segundo, lo normal son cien golpes por segundo, dependiendo del alcance de su cosmos.

Torbellino de Pegaso (Pegasus Rolling Crash): Seiya se lanza tras su adversario y lo agarra por la espalda pa lanzarlo por los aires junto a él sin soltarlo como un Torbellino. En el aire mientras cae se gira con la cabeza hacia abajo proyectando un golpe muy fuerte contra el suelo.

Cometa Pegaso (Pegasus Sui Seiken): Seiya concentra su cosmos casi al máximo y consigue que todos sus Meteoros se concentren en uno sólo y se conviertan en un Cometa, por lo que el daño es bastante grande.


Boletín SSCDZ
Afiliados SS
Rubén Quintana Dragon Ball Z Keiichi Sama Saint Seiya Info Red DJ Franky - Eternal Heaven Productions DDAnime Zona Seiya El Santuario de Hielo Universo Saint Seiya Saint Seiya 4ever Saint Seiya: the Dark Side Tensai Subs
Top sites
Colgante de Hades yours ever
© 2003 - 2018 www.sscdz.com. Todos los derechos reservados.
Sitio web dedicado a Saint Seiya / Los Caballeros del Zodiaco; sin fines lucrativos